29 julio, 2021

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

Comerciantes de Cuernavaca cierran sus cortinas por Covid-19

Redacción

Ante la falta de sensibilidad de arrendatarios, más su voracidad por lo económico, esto, tras la pandemia del COVID-19, varios comercios tradicionales en Cuernavaca, que cuentan con mucha historia, trabajo, esfuerzo y honradez, tienen lastimosamente que cerrar sus cortinas.

Esta es la historia de Carlos González Cruz, un comerciante del centro de Cuernavaca, quien es propietario de un negocio de venta de piel, denominado “Pepita, la casa de las Pieles” este negocio tiene más de cuarenta años y está ubicado al interior de Plaza Catedral, en la calle Hidalgo.

Pero hoy después de tanto tiempo, Carlos González, enfrenta una demanda, interpuesta por su representante, la señora Gabriel Beltrán de la inmobiliaria BELTROS, S.A de C.V con número de expediente, 314/2020, por DESAUCIO, en contra de CARLOS EDUARDO GONZALEZ CRUZ, llevada en el Juzgado tercero de lo civil de primera instancia del primer distrito judicial.

Carlos González, comenta “Por la pandemia se cerraron los comercios por cuatro meses, como todo mundo sabe y después de ese tiempo, al regresar a abrir los comercios, pues se tiene la expectativa de que se va llegar a un arreglo con los arrendadores y en un momento así convenimos con los arrendatarios”.

“Pero aclaro al haber ventas nulas, ya estoy en bancarrota, por ejemplo decirles que en el negocio llegaban a pasan quince días y apenas si se vendía algún artículo, así que no lo pude cumplirle a los arrendadores y de lo pactado no me quisieron recibir lo que ya habíamos dicho y al contrario, me respondieron con una demanda”

 

“Expresarles que en cuarenta años nunca les habíamos fallado en el pago de la renta, pero hoy ante esta pandemia, pues estamos enfrentando este grave problema y quiero decirles a otros comerciantes que no se dejen que abusen los arrendatarios en este sentido”.

“Ya que muchos están abusando de los buenos comerciantes y por eso muchos comercios tradicionales estamos desapareciendo dejando a varias familias que dependen de nosotros sin empleo y esto se puede seguir con otros negocios en Cuernavaca”.