17 septiembre, 2021

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

BUSCA JLUS REUNIÓN CON BARTLETT POR CRISIS EN SAPAC

Redacción

El Cabildo electo de Cuernavaca, encabezado por José Luis Urióstegui, busca una reunión con el director general de la CFE, Manuel Bartlett, para abordar el tema de la crisis financiera por la que atraviesa el Sistema de Agua Potable de la ciudad.

En conferencia de prensa el Edil electo informó que el asunto del agua potable y la crisis provocada por el corte de energía eléctrica a pozos y otras instalaciones hidráulicas de Cuernavaca, es uno de los temas prioritarios de la próxima Administración municipal.

“El tema de la falta de agua potable en las colonias nos ocupa también. El lunes anterior tuvimos una reunión quienes integramos el Cabildo electo y ese fue uno de los temas principales que tratamos.

“Debo reconocer que la representación de Gobernación en el Estado de Morelos ha sido muy atingente en el sentido de convocar a la Comisión Federal de Electricidad con sus autoridades locales, al Presidente Villalobos y a su servidor para tener un diálogo, recibir la información del adeudo existente, de las causas que lo han provocado y tomar decisiones rumbo a un convenio que permita que SAPAC pague la deuda histórica”, dijo Urióstegui.

De acuerdo con información dada a conocer este lunes, el organismo operador del agua potable de Cuernavaca mantenía, hasta hace dos semanas, una deuda histórica de 265 millones de pesos con la paraestatal por concepto de suministro de energía eléctrica.

El mal estado de las bombas con las que se extrae el agua de pozos deriva en que cada mes SAPAC deba pagar a la CFE 11 millones de pesos.

Sin embargo la mala administración de las finanzas del organismo le permiten realizar pagos de apenas 3 o 4 millones de pesos cada mes, con lo que la deuda histórica se incrementa.

“El consumo promedio de energía por parte de SAPAC es de 11 millones de pesos al mes y sus ingresos solo ascienden a un promedio de 25 millones pesos

“Aparentemente dan para cubrir, sin embargo hay que pagar a los trabajadores, hay que pagar los químicos para la potabilización del agua, el mantenimiento, entre otros temas y solo se le están pagando entre 3 y 4 millones de pesos al mes a CFE, lo que hace que la deuda se vaya incrementando, aún en el consumo cotidiano”, informó Urióstegui.

Ante este panorama, el Cabildo ya busca entablar un diálogo con las autoridades de la CFE.

“Estamos solicitando al director general de CFE, Manuel Bartlett, la oportunidad de una entrevista para lograr acuerdos que nos permitan un manejo adecuado de la deuda y así evitar los cortes de energía de las bombas de los pozos.

“Al ser un Cabildo electo no podemos tomar decisiones ni asumir compromisos formales, sin embargo, si Comisión Federal de Electricidad va a celebrar un convenio con la Administración actual, a quien le corresponderá cumplirlo es a nosotros, por lo tanto un aval del Cabildo entrante será importante para lograr un buen acuerdo y por ello estamos buscando una entrevista con el director general, con las autoridades que puedan tomar decisiones para saber hasta qué punto podemos hacer una separación de la deuda histórica y programar pago a ésta y generar los ingresos suficiente para ir pagando la deuda que se genera mensualmente”, dijo.

 

Los números de SAPAC

De acuerdo con la información obtenida por el Cabildo electo a través de la directora general del SAPAC, Jennifer Negrete, en la ciudad existen 20 mil tomas de agua potable clandestinas.

“Según información de la propia directora general de SAPAC, 25 por ciento de personas que tienen toma de agua no la están pagando y hay también información por parte de ella, aproximadamente 20 mil tomas clandestinas que obviamente no están pagando.

“Si sumamos éstas tenemos un promedio de 40 mil tomas que es casi el 30 por ciento de las tomas reconocidas que no están pagando. Debemos generar un programa de regularización que nos permita ya captar todos los recursos que debería estar generando SAPAC para tener ingresos suficientes, es un proceso de mediano plazo, yo creo que entre los primeros seis meses y el primer año de nuestra Administración estaremos tomando todas las medidas necesarias para cubrir esos compromisos”, dijo el Edil electo.

Además de la negociación de la deuda, el Cabildo pretende implementar acciones de ahorro de energía, como la sustitución de las bombas viejas y la instalación de turbinas en las barrancas de la ciudad para generar energía eléctrica limpia y disminuir así el consumo a la Comisión Federal de Electricidad.