17 septiembre, 2021

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

OPINIÓN | MILITARIZACIÓN O DEMOCRACIA

 

Autor: Mtro. Alfredo Silva Brito

Felipe Calderón fue un presidente que en su fase de campaña defendía como eje de lo que sería su gobierno, al empleo como pilar fundamental de la vida nacional; sin embargo, resultó ser el representante de la violencia, la incapacidad y la intolerancia. En lugar de generar políticas públicas para la paz, construyó los cimientos para una guerra interminable contra el narcotráfico y cuyos efetos resultan hoy en día manifiestos.

Enrique Peña Nieto, tampoco logró dar certeza a la seguridad de los ciudadanos, por el contrario, su relación con el ejercito terminó por complicarse al grado de que estos últimos, en un acto de valentía, solicitaron al pueblo, simbólicamente, cambiar la forma en que se gobierna este país.

Hoy en día, Andrés Manuel ha fallado contra su promesa de desmilitalizar el país, el ejercito no ha regresado a los cuarteles, por el contrario, prosigue, y con mayor profundidad, otorgándole funciones, que, por el bien de la democracia, eran de la esfera civil. El presidente, al ejecutar políticas de seguridad, únicamente está pensando en centralizarla en las fuerzas armadas. 

Lo anterior es una postura incorrecta, en abril pasado, además, se modificó la Ley de Ciencia y Tecnología para incluir a las secretarías de la Defensa y la Marina en el Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación, les encargó la construcción de un aeropuerto (Felipe Ángeles de Santa Lucía, porque se trata de la conversión de una base militar en un aeropuerto civil), el desarrollo de tramos completos del Tren Maya, la administración de puertos y aduanas de la República, la distribución de vacunas, la construcción de sucursales bancarias, la persecución y contención de migrantes, y ahora los incorpora al Consejo de Ciencia y Tecnología.

La democracia está en peligro. Una de las características de la pérdida de la voluntad civil, es, precisamente, la ampliación de facultades del sector militar. Lo único que queda para defenderla es la ciudadanía organizada e informada, poderes legislativos y judiciales, federales y locales; empero, la historia de la democracia en Latinoamérica en estos casos ha sido de marcado sufrimiento, violación a los derechos humanos y una muy lenta recuperación del poder social.

 Autor: Mtro. Alfredo Silva Brito

Académico y activista en ATTAC Internacional