17 junio, 2021

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

Por: Mtro. Alfredo Silva Brito

El cambio de color del semáforo epidemiológico es un efecto de las medidas de la federación y los estados para evitar contagios, son los protocolos de seguridad ciudadana para impulsar el descenso y la transmisión viral. Sin embargo, a partir de la visión electoral no es necesariamente una decisión desde el interés sanitario, ni mucho menos la preocupación de los gobiernos federales y estatales por la salud pública.
El último semáforo epidemiológico iniciará a partir del 24 de mayo al 6 de junio, se observa y no es casualidad, que el control político de las decisiones sobre la seguridad de los habitantes se haya convertido en el eje estratégico-electoral para el beneficio logístico de algunos partidos en contienda.
La politización de la vacunación, el ejercicio electoral del semáforo y el acceso a la salud, son una clara muestra de riesgo democrático que nuestro país ha de padecer en los próximos días. Piénsese que las elecciones son el 6 de junio, al pasar el estado de Morelos de amarillo a verde conlleva una responsabilidad cuya tendencia es dudosa y por ello, aunado a las campañas de los candidatos, donde no existe ninguna muestra de respeto a la salud general, se encamina a una jornada electoral donde se prioriza la ambición por el dinero de los cargos públicos y no por la salud de sus votantes.
Campeche lo está manifestando, según los últimos datos, los niños de 135 planteles del plan piloto tomarán clases en sus hogares; la estrategia ha fallado, la decisión se tomó luego de que el Gobierno federal determinara regresar a Campeche a semáforo amarillo, ante el incremento de casos de COVID-19. Morelos es el estado en que sus políticos han ofendido a la dignidad cívica, lo irracional ha superado la lógica común, esperemos no ser Campeche después de la jornada electoral el 6 de junio.

Autor: Mtro. Alfredo Silva Brito
Académico y activista en ATTAC Internacional.