28 mayo, 2022

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

[Video] | Sicarios del Cártel de Sinaloa presumen armas y unidad de la Marina

Redacción

Un grupo de presuntos sicarios del Cártel de Sinaloa se exhibieron portando fusiles de alto poder, equipo táctico militar y una de sus unidades parecida a las que cuenta la Marina Armada de México (Semar).

Al menos seis hombres vestidos de verde olivo, encapuchados, con cascos y el narco-corrido de fondo, presumieron su despliegue a las orillas de una carretera de terracería, supuestamente, en algún paraje en la sierra al norte del país.

Los sujetos aguardaban como si se tratara de un retén ilegal, posando a la grabación con celular, mientras las dos camionetas destellaban luces al frente, cual si fueran balizas de sirena usadas por agentes y guardaespaldas.

En uno de los vehículos se encontraba un sujeto apostado en la parte trasera, blindado, como acostumbran efectivos militares, listos para accionar el arma de grueso calibre. La puerta mantenía el logotipo utilizado por la Semar y su respectivo número de serie.

Los operadores del Cártel de Sinaloa han optado por clonar patrullas de las fuerzas federales, pero también han asegurado vehículos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para utilizarlas en actividades lícitas. A diferencia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), no ponen las siglas del grupo criminal o figuras para identificarse.

Pese a que los castrenses no están exentos de sobornos y aunque los sicarios usen ropa táctica como militares, estos también eligen falsificar el uniforme. Pues las prendas pueden adquirirse en cualquier tienda especializada en proveer de material para elementos de seguridad.

En agosto pasado fueron difundidas imágenes donde se mostraba que supuestos operadores de Ismael Zambada García, el Mayo, clonaron ropa de campo de la Guardia Nacional.

La piratería de vehículos, ropa y hasta rotular con leyendas como “Marina” o “Sedena” a chalecos antibalas, forman parte de las estrategias de grupos criminales para realizar levantones o instalar retenes en carreteras en los que revisan o extorsionan a viajeros y transportistas.

Además, con ello pretenden pasar desapercibidos entre la población para justificar armamento o camuflar sus crímenes, atribuyendo acciones ilegales a las fuerzas de Seguridad Pública.