29 julio, 2021

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

NACIONAL | LOCALIZAN RESTOS DE JHOSIVANI, ESTUDIANTE DE AYOTZINAPA

A siete años de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, este martes fueron hallados los restos del joven Jhosivani Guerrero, uno de los estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala.

Fue identificado tras los estudios de la Universidad de Innsbruck. Así lo confirmó el abogado de los padres de los 43, Vidulfo Rosales, a su salida de Palacio Nacional donde se reunió con autoridades federales.

“Los resultados que hay es una identificación positiva de un estudiante, se trata del estudiante normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz”, declaró el abogado la tarde de este martes.

“Los restos son contundentes, son restos que como ustedes saben habían sido mandados a Innsbruck y que fueron hallados en la Barranca de la Carnicería, en un periodo de búsqueda que tuvo ocasión de noviembre del 2019 a la fecha, que se han estado realizando búsquedas y producto de esas búsquedas se encontraron esos hallazgos, fueron enviados a Innsbruck y los resultados son estos ”, dijo el abogado de los padres de los normalistas.

En un mensaje a medios, Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa, informó que el año pasado se obtuvieron resultados positivos de restos óseos del estudiante Christian Alfonso Rodríguez, localizados en predio identificado como Barranca de la Carnicería en Cocula, Guerrero. De este mismo lugar, se han recuperado otros 180 fragmentos óseos desde la primera búsqueda desde noviembre de 2019, los cuales fueron analizados por peritos forenses de la Fiscalía General de la República (FGR) como por el Equipo Argentino de Antropología Forense y tras varias pruebas se determinó que 16 piezas eran viables para ser sometidos a exámenes al Instituto de Medicina Legal de la Universidad de Innsbruck en Austria.

De los 16 restos óseos analizados por la universidad austriaca, solo seis eran viables para practicarles estudios genéticos y fue el pasado 8 de junio cuando el instituto compartió los hallazgos en ADN de los cuales en dos de ellos son compatibles con la identidad del alumno normalista Christian Alfonso Rodríguez.

En este caso un hueso calcáreo del talón de Aquiles del pie derecho fue la pieza que dio el resultado positivo. La segunda identificación fue obtenida por medio de ADN nuclear a una vértebra lumbar humana, esta pieza no presenta ninguna alteración térmica generada por fuego solo el desgaste por estar expuesto al aire, sol, agua, humedad y tierra. De acuerdo con los estudios de la Universidad de Innsbruck, este resto pertenece al estudiante normalista Jhosivani Guerrero de la Cruz, pues existe una similitud genética con sus padres y sus tres hermanos, y debido a que se trata de un estudio de ADN nuclear, la certezas que se arroja de esta técnica de identificación es de 99.9999 por ciento.

“Al día de hoy podemos reportar con la confianza de todas y cada una las instituciones del Estado mexicano, involucradas en el hallazgo y en los traslados hacia la Universidad de Innsbruck, de que la identificación es cierta y plena de Jhosivani Guerrero de la Cruz”, refirió el fiscal especial Omar Gómez Trejo.

El pasado sábado los padres y la familia de Jhosivani fueron notificados en la comunidad de Omeapa, Guerrero, de los resultados forenses. Y este martes, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se reunió con las familias de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa para darles a conocer los avances de las investigaciones.

El Fiscal informó que en los próximos días viajará a Austria para entregar otros restos óseos para ser sometidos a análisis forense y recuperar los remanentes de las piezas ya estudiadas. Gómez Rojo, sin mencionar ningún nombre, responsabilizó a quienes condujeron las primeras investigaciones de la desaparición de los 43 estudiantes y formularon la versión que habrían sido incinerados en un basurero en Cocula hace casi siete años. “Es claro que el deterioro biológico que presenta el hueso que identifica a Jhosivani es responsabilidad de quien abandonó la investigación y de quien quiso cerrarla y concluirla, quien ya no buscó más allá, sino en la pereza, la tortura y el desconocimiento del derecho y de la ley buscó cerrar un caso”, recalcó.