3 marzo, 2021

InfoAgenda Noticias Morelos

Noticias de Morelos

Deficiente labor de Fiscalía de Personas Desaparecidas en Morelos

Por Carlos Quintero J.

Martes 15 de diciembre.- Cuando el mediodía del miércoles 22 de julio del 2020, Alejandra G. R. acudió a la Fiscalía de la Región Oriente para denunciar la desaparición de su hijo, José Manuel Hernández González, recibió una mala actuación.
Un agente de la Policía de Investigación Criminal, que custodiaba el acceso principal del edificio, le preguntó a qué iba. Ella respondió que acudía a presentar una denuncia por la desaparición de su hijo.
“Me empieza a alzar la voz, y me dice que por qué si era una desaparición tenía que hacerse el mismo día. Yo le respondí que esperaba a que mi hijo apareciera y se cumpliera las 72 horas”, dijo Alejandra.
Al menos, eso sabía ella porque conoció de casos en donde la misma autoridad decía a otras personas víctimas que debían esperar 72 horas para presentar la denuncia.
José Manuel Hernández desapareció el pasado lunes 20 de julio en Anenecuilco, de Ayala, Morelos. Desde esa fecha hasta hoy, Alejandra sigue recibiendo un trato deficiente, pues no hay avance en la investigación para localizar a su hijo.
“Desde un inicio, yo pediría que para poder trabar en policía ministerial o policía de investigación tuvieran una experiencia o un poquito más de lógica porque no es posible que existan tantos casos de desaparición y no hagan nada…”, expresó.
Alejandra opina que esclarecer los casos puede ser simple sí existe realmente un compromiso y las policías utilizan los teléfonos o las cámaras de seguridad para ubicar a las personas desaparecidas pero no trabajan.
Los agentes deben tener un currículo que avale su experiencia y un perfil adecuado pero no es así. Lo mismo el personal de la Fiscalía Especializada de Personas Desaparecidas.
Pero esto se refleja porque hasta la fecha, la autoridad ministerial no le ha dado a ella el carácter de afectada o victima secundaria, ni tan poco le ha brindado apoyo psicológica para enfrentar su tragedia.
Algunas veces Alejandra ha tenido que ser su propia abogada y pedir al Ministerio Publico que cumpla con su trabajo, porque el asesor jurídico no le apoya.
“Pido que tengan experiencia, que realmente tengan el perfil psicológico para poder apoyar a la gente en este tipo de puesto. Eso es lo que se necesita porque cuando tienen esa sensibilidad actúan realmente”, sostiene la mujer.